lunes, noviembre 21, 2005

Un poco melancólico

Hay dinámicas que te afectan más cuando te envuelve un cierto halo de tristeza: círculos cerrados que te rodean pero nunca te incluyen, pequeños gestos o acciones, motivaciones que se muestran inevitablemente sin alertar siquiera a su origen, pequeñas muestras de indiferencia humana.

Hoy tengo un día de esos un poco melancólicos, que no es gran cosa, no es importante, y podría salir de ese estado con un ligero ejercicio de voluntad, pero hace mucho tiempo que no tenía uno de estos estados de melancolía serena, y me apetece explorarlo, dejar que esas pequeñas dinámicas lo alimenten y ver qué tipo de pensamientos produce, siguiéndolos un poco más allá de la superficie, y no dejarlos irse sin mi atención, como normalmente haría.

Y para ello he dado un pequeño paseo por los alrededores de mi lugar de trabajo, aunque no era un paseo sin rumbo como creí al principio, sino que iba encaminado a un lugar y un recuerdo concretos que me apetecía revivir, y sólo con cierta melancolía podía hacerlo. Es un recuerdo de verano, y ahora es invierno, y había mucha gente en el lugar para que el contexto fuera equiparable, y sin embargo, pude recordar claramente el sitio dónde me senté, mi mirada perdida sobre el césped en el que la nubes dejaban pequeñas mareas de luz y de sombra, mientras yo escribía en una vieja libreta que prácticamente nunca usé el comienzo de un poema que mi ánimo no me dejó acabar y que su destinataria nunca supo.

Bueno, hora de abandonar este estado... y seguir currando... jeje :)

6 comentarios:

Tutty dijo...

Todos tenemos días en los que nos sentimos mucho más vulnerables, tristes y decaidos por alguna razón no lógica.
Tenemos rachillas mejores, y otras peores.
Pero lo importante es salir de ellas, ¿vale? Tener ganas de salir, de animarte, y de disfrutar de la vida... tal cual...
¡Venga! ¡Ponle un poquitico de ganas!
¡¡Á-n-i-m-o!!
(Si necesitas algo por ahi estoy, vale?)

Isa dijo...

Bienvenida sea la melancolía si es la artífice del regreso de tu parte literaria. Me ha encantado el post, ambas lecturas. :*
Y ahora deja de lado la melancolía y úsala sólo cuando tengas que escribir, que si te salen unos posts tan divinos como éste, te dejo que estés melancólico el tiempo justo para escribir. :P

Hari Seldon dijo...

>...Hoy tengo un día de esos un poco
>melancólicos ...

Ten cuidado: se reproducen (c) Nur ;-)

Isabel dijo...

Hace poco leí que la Melancolía es una tristeza que se origina por recordar el pasado. Dicho así pareciera que es algo muy fácil de definir. A mi me gusta una parte de esa melancolía, porque te lleva a lugares que necesitas volver a explorar, y siempre los devolvemos engrandecidos. Y esto, a fin de cuentas, nos acaba dejando algo importante a nosotros. Eso en cuanto a la parte buena, y un tanto romántica, desde mi visión particular. La parte mala, es la que nos hace volver siempre al pasado. Nos olvidamos del hoy y de hacer del instante algo jubiloso:

Hermoso post, Juanra :)

Te dejo un millón de besos :**

gamusina dijo...

De vez encuando un dia melancolico no viene mal ; )

Besos : ***

infopoeta dijo...

Gracias Tutty :)

Isa, bueno, la parte literaria está muy vaga, yo creo que es que está mimosa :-S.

Hari, no me seas pesimista ;) jeje. Los que deberían reproducirse son los planes, pero estos no suelen hacerlo :/.

isabel, quizás uno vuelve al pasado cuando el presente flojea un poco en uno u otro aspecto, pero bueno, lo importante es seguir trabajando en ese presente aunque se le note pachucho :). Un beso.

gamusina, encantado de verte por aquí, gracias :).