domingo, junio 12, 2005

Fasnia y Pepe Urbano

Una conversación internáutica de estos últimos días derivó, no recuerdo exactamente por qué, en la figura de Pepe Urbano. ¿Y quién es Pepe Urbano, os preguntareis los no participantes en dicha conversación? Pues si seguís leyendo lo sabréis, pero empezaré, no obstante, por decir qué es Fasnia, el lugar dónde residía.

Fasnia es un pueblecito de la isla de Tenerife, en el que viven mis abuelos tanto maternos como paternos. En él he pasado buena parte de mi vida en Tenerife, en especial en la infancia y adolescencia, época en la cual estaba allí casi todos los fines de semana y los veranos. El pueblo está situado a unos 400-500 metros de altura, y se llega a él desde la autopista del sur tras subir por una carretera de ligera pero constante pendiente de unos 7 kilómetros de longitud. El pueblo en sí se distribuye en sentido ascendente por la ladera de la isla en que se sitúa, y según por dónde lo recorras puedes encontrarte con pendientes que dejan pequeñas a las del Albaicín, para que los granadinos os podáis hacer una idea. La zona baja del pueblo es dónde se sitúa la plaza, el ayuntamiento y la mayoría de tiendas, y a medida que se sigue subiendo, lo que se tiene son principalmente casas, y, un poco más arriba, otros pueblecitos que conforman el municipio de Fasnia (pues el pueblo da nombre a un municipio). En la zona de la costa también hay una pequeña agrupación de casas, y una pequeña playa, con dos roques llamados respectivamente "Roque dentro" y "Roque fuera" por estar uno en contacto con la costa y otro surgiendo ya en medio del océano, llamándose el lugar, como no podía ser de otra forma: Los Roques. No tiene los Roques una playa especialmente atractiva para el turista, ni con mucha tranquilidad en sus aguas, pero tiene el encanto de ser una playa de arena negra y cayados (nombre que reciben las piedras de origen volcánico típicas de las playas tinerfeñas) con un Roque que se ve desde la playa, y la posibilidad de saltar directamente al agua desde el Roque dentro, sin tener que entrar siempre por la orilla. Y, aunque podría, porque tengo muchos recuerdos, no quiero extenderme más en esta parte...

Llegamos pues a Pepe Urbano. Pepe Urbano fue un poeta fasniero de la primera mitad del siglo XX, que apenas sabía leer y escribir, y que componía principalmente décimas. Lo que se conserva de él fue en su mayoría transcrito a posteriori en base a la memoria y los recuerdos de otros vecinos del pueblo, y había pequeños "folletillos" que los recogieron, y de los que se deben conservar muy pocos. No obstante, a raíz de mi conversación del chat, encontré en Internet la web www.fasnia.net en dónde además de la historia del pueblo y algunas fotos (que aunque no tienen mucha calidad vale la pena ver) se pueden encontrar las décimas conservadas de Pepe Urbano. Para no saber leer ni escribir, sus estrofas eran en algunos casos bastante complejas, con rima consonante y no trivial o predecible. Y termino poniendo un par de éstas estrofas:

Dicen que son los González
los que se beben el vino
pero hay muchos vecinos
que corren los carnavales.
Yo he visto varias señales
que no se pueden borrar
a todos nos gusta tragar
y en esto no me equivoco
y yo tampoco lo boto
si me lo llegan a dar.

Si se pierde esta cosecha
que va muy mal presentada
y no se recoge nada
se pone la cosa estrecha.
Yo estoy acecha que acecha
y cansado de esperar
no se qué Santo llamar
a ver si moja la tierra
esto es peor que una guerra
que a todos nos va a acabar.

Tenéis más ejemplos y comentarios en la web anterior. Y ahora recuerdo por qué la conversación chatera llevó a Pepe Urbano, pues el motivo no fue más que yo a veces también me entretengo improvisando sobre la marcha estrofillas cortas (aunque en realidad no sé si Pepe Urbano las improvisaba o las elaboraba más pacientemente).

PS: Espero que no os haya aburrido mucho esta semiinconexa colección de pensamientos ;).

6 comentarios:

Isa dijo...

Lo de la rima compleja... más bien diría rima forzada, pero bueno.

Me ha gustado mucho la/tu historia del pueblo, más que las décimas, pero eso ya lo sabías. (Y no era conmigo con quien chateaba, que conste!).

Hari Seldon dijo...

Lo bueno que tiene internet es que se pueden recuperar y conservar cosas interesantes que, sin él, seguramente se perderían.

( Como en la enciclopedia galáctica, jeje :))) )

Lo malo es que es inabarcable: harían falta varias vidas sólo para pasar rápidamente por una mínima parte de tanta cosa interesante ...

elwen dijo...

Al principio pensé que el Pepe Urbano era algún personaje cómico. La verdad es que menudo apellido se buscó el individuo.

Estoy de acuerdo con Isa en que la rima es un tanto forzada, pero oiga tiene su mérito.

Lidia dijo...

He estado visitando la web de Fasnia y por lo que se ve es un pueblo muy bonito, "de las islas" :), no me importaría pasar allí algunas vacaciones.
En cuanto a Pepe Urbano, yo creo que en todos los pueblos hay uno (en el caso de mi pueblo es una :)).
Saludos

infopoeta dijo...

isa, elwen, pues bueno, supongo que tampoco es que sea poesía perfecta, pero hay que ponerla en el contexto de la época y la educación del poeta, que sin duda era bastante pobre. También supongo que para verles "la gracia" (y sin duda su poesía es de índole popular) hay que tener una visión del fasniero medio aún ahora cincuenta años después para hacerse una mejor idea. Imaginarse por ejemplo, un típico fin de semana con fasnieros subiendo a sus bodeguitas del monte a probar el vino que se deje, y diciendo "pues yo tampoco lo boto si me lo llegan a dar" con el acento adecuado y tono adecuado, por supuesto jeje.

Hari, quizás el mayor problema en Internet o en esa enciclopedia galáctica no sea buscar algo, sino saber qué merece o qué puede ser buscado.

Lidia, pues yo creo que el caso no se da en tantos pueblos, al menos no con tanta producción y popularidad como la que tuvo Pepe Urbano. Y si vas a ir de visita por mi isla a ver si me avisas y coincide con cuando esté por allí yo.. :)

Anónimo dijo...

Otro de Pepe Urbano sobre los miedos de frias en el Escobonal.
décimas de Pepe Urbano sobre los Miedos de Frías

1
Allá a la casa de Frías
fue Padre Ramón muy diestro
como dos mil Padrenuestros
creo que rezó aquel día.
Él rezó de Avemarías
otra tanta cantidad
porque dicen que allí está
el enemigo rondando
pero yo vivo pensando
que no puede ser verdad.

2
Cuentan del miedo de Frías
que es cosa muy sorprendente
y por él se halla la gente
comentando noche y día.
Y por eso el otro día
fue a verlo el Padre Ramón
a echarle la bendición
y bajó atemorizado
el cuento fue celebrado
por toda la población.

3
Mucha gente se creía
que eran cosas del Perrete
pero el que no es muy tolete
no cree esas tonterías.
Yo siempre me parecía
que eso no podía ser
que son cosas que hacen ver
por medio de magnetismo
y siempre digo lo mismo
que algo de eso puede haber.

4
Yo lo tengo bien pensado
si tal como dicen fuera
del chico al grande estuvieran
todos atemorizados.
Pero que ande con cuidado
el culpable del misterio
por ver si el asunto es más serio
de lo que ha estado estos días
le mandan unas folías
y lo echan p’al cementerio.