martes, julio 10, 2007

¿Por qué a veces no escribo?

Mi ansia por escribir es el ansia por expresarse, es la energía interior disparada que se torna en mil ideas y emociones que te inquietan, te preocupan, te interesan y, sobre todo, te aceleran. Te hacen correr como un loco cuando en apariencia no te mueves, porque corres en círculos repetidos dentro de ti mismo, y quieres estallar, romper ya de una vez esa inercia inútil, dejar de acumular e incrementar esa energía, esa pasión demoledora que bulle dentro de ti y te intranquiliza, haciéndote perder la concentración. A veces se calma, cuando lo escribes, cuando dejas que las letras difundan tu mensaje, un mensaje importante, para ti, aquí y ahora, porque sí, porque hace falta, porque parece que debe ser escuchado o leído, y así lo dejas salir, y se forman las frases y oraciones, mejores o peores, pero con un mensaje, con un objetivo, y te devuelven la calma, la paz.

Pero hay veces que con eso no basta. Hay veces que lo que quieres decir no se va a entender, o no lo va a entender quien quieres, o quien lo necesita, o no sabes decirlo. O peor aún cuando no es que quieras decirlo, sino que simplemente es una emoción que bulle en ti, y para la que escapar en forma de palabras no es una opción satisfactoria. Hay ideas que hablan de amor, hay ideas que hablan de ti, hay ideas que hablan de pasión, y a esas ideas, a esas emociones, les da igual ser escritas o no, a veces se ven escritas y lo agradecen, pero no nacieron para eso, no se cumplen sus sueños si son relegadas a la cárcel de un párrafo cualquiera. Esas ideas sólo quieren escapar por unos labios, por mis labios, a tus labios, en un morderte apasionado con estruendos de fuegos artificiales. Para que vuelva la calma, para volver a concentrarme, para poder volver a escribir...

Pero hoy no tengo esos labios, hoy no hay nadie cerca. ¿Por qué no hay nadie?, ¿acaso no han visto la puerta abierta?. ¿Cómo encontraré la calma? En la noche, siempre en la noche, me susurra algún recuerdo. Y por ahora, esta vez también, las letras han vuelto a calmar.

10 comentarios:

PuRiCiLinA � dijo...

Entiendo esa furia interior que sientes cuando quieres expresar algo y no se encuentra la forma de sacarla de tí y que exprese justo lo que tu estás sintiendo, o sabes que el resto no será capaz de comprenderlo. Tal vez no te he entendido bien, la verdad que ya me conoces un poco, tengo la mente desentrenada. La dejé volverse vaga arropada en mi sentimiento de fracaso.
Te felicito que vuelvas a escribir porque tuvistes un tiempo que abandonastes. Quien sino tú con tus pensamientos profundos nos va "estimular" la mente a muchos y muchas como yo.

infopoeta dijo...

Bueno, "últimamente" soy un poco filósofo del pensamiento (crítico), de la metadiscusión, de la racionalidad, de la psicología, las emociones, la verdad (qué es la verdad, y por qué se cree que algo es verdad, o por qué se cree que algo es mentira, y por qué a veces se llega a creer mentira la verdad y verdad la mentira), el respeto y la corrección política (su abuso y utilización para crear cadenas imaginarias pricipalmente), las creencias, etc.

Tengo un sistema, mi sistema, evolucionado con los años para ser lo mejor que he podido, pero sólo funciona en la comunicación para mí y para unos pocos más, con lo cual no soy maestro de nada, esa estimulación mental que me atribuyes no existe o sólo la puedo aplicar de forma muy limitada, en la práctica... con quien no hace verdadera falta. O quizás tengan razón los paladines de la moral y el respeto, y cada cual pueda tener su sistema por muy arbitrario e incoherente que sea.

Pero mil discusiones con otros, sobre sistemas a mi juicio inválidos, tramposos, inviables para una comunicación, evolución personal, o razonamiento válidos me hacen conocer al "enemigo", e intentar conseguir algo en esas batallas siembra las primeras piedras de un discurso que nace dentro de mí para explicarme, para cambiarlo.

Aunque hay sistemas mentales a los que no puede llegar lo que digo, cuando te sitúas muy lejos del punto de partida de un sistema de creencias, la nueva información lejana se rechaza por incompatible, y no hay cambio posible así. Habría que buscar otras formas, otros medios, últimamente pienso en ello, quizás haya libros en el tema, pero no los conozco, tampoco he oído hablar de ellos, si existen, no está dentro de la sabiduría popular, pero me falta buscar más, me faltan ideas, me faltan alternativas.

No obstante, en torno a las ideas claras en mi mente que antes no sabía expresar, se ha ido formando un discurso. Si saco tiempo y consigo que ese discurso termine de formarse, puede que empiece a desvariar mi filosofía en palabras al aire por esta línea blogosférica...

Matias dijo...

Jamas lei un libro y escribo por que lo necesito.
es simplemente una expresion y como una descarga de esas vueltas que van tan rapido dentro mio.
Esas que ya conocemos y que ya son libres.
En fin gracias por este espacio y felicitaciones por lo escrito!!!

Lucía dijo...

poestasendemocracia.blogspot.com

infopoeta dijo...

matias, quizás no sea imprescindible leer libros ni nada siquiera, para escribir, pero es algo que ayuda a mejorar en la expresión y en el estilo. En cualquier caso, yo también me identifico con eso de "las vueltas que van rápido dentro de mí".

Lucía, gracias, le echaré un vistazo a tu blog. Chao!

KbraloK dijo...

Todas las emociones son dignas de ser expresadas sea por la vía que sea... las emociones son lo que en verdad nos hacen "seres humanos". Es verdad que a veces no podemos darles salida... nos cuesta... incluso cuando usamos vías para comunicarlas que nos han resultado útiles en el pasado...
Cuando esto sucede tenemos que "girar el volante", hay que salir a encontrar nuevos cauces, nuevas vías, no podemos esperar a que el caminante o el camino vengan a parar a nuestros pies... A veces hay que probar o crear formas nuevas... y tener el coraje de llevarlas a la acción

FUNDACIÓN SALOMÓN BORRASCA dijo...

LA ÉTICA DE GOOGLE

Pienso que ha llegado la hora de crear un organismo jurídico internacional que tome las acciones pertinentes ante esa aplanadora que se ha convertido la web contra la propiedad intelectual. No es un despropósito sugerir que el mismo esté adscrito a la Organización de las Naciones Unidas para la Ciencia, la educación y la Cultura (UNESCO), pues se trata de salvaguardar el talento artístico de la humanidad. Escritores, poetas, ensayistas, compositores, investigadores, creativos, etc. Hemos terminado trabajando para un pulpo como Google en cuyos estatutos dice ceñirse a las leyes de LOS EE.UU. de América pero que a la postre no respeta ni la ley de la selva. Google tiene más trucos que un casino, no tiene la menor percepción de la ética, llega al extremo de pedirle dinero por medio de Word de Google a los poetas y escritores que hacen blogs. con el engaño que mientras más promoción tenga en la web más clisc les hacen. Google manosea los nombres de las personas más respetables del mundo. Facilmente muestran los nombres de Lope de Vega, Quevedo, Cervantes, Neruda, por citar algunos, y cuando los cibernautas hacen clic se encuentran con una publicidad de moteles, productos eróticos o comidas para perros. Hasta cuándo vamos a soportar tantos abusos.

SALOMÓN BORRASCA

infopoeta dijo...

KbraloK, gracias, pero en este post yo me refería creo recordar que a una vía de salida más "humana", o mundana, según se mire. Y otro límite que hay a la expresión de emociones por vías como un blog son los efectos que puede causar en los lectores, y no todo es válido ahí.

Salomón Borrasca, no sé, muchos casos de los que dicen se deben a un uso inadecuado de Google como buscador, que en cierto modo puede verse sólo como una herramienta. Luego, como compañía, pues quizás tenga actividades cuestionables y, obviamente, ánimo de lucro, pero no sé si es lo peor que hay en la red...

Joha Zuluaga dijo...

Te entiendo completamente, pero mi situación es crítica..Siempre habia escrito para liberar todas aquellas cosas que me atropellaban por dentro...pero llevo aproximadamente un año, en el que las letras no me fluyen, hay muchos sentimientos, hay un remolino de pensamientos...y sin embargo, no encuentro la forma de plasmar todo esto en mis palabras...Pasate por mi blog: johanazuluaga.blogspot.com

infopoeta dijo...

Bueno, joha, tampoco es crítico no poder escribir, a veces uno necesita reflexión interna, y puede no ser tan literaria o no hay por qué plasmarla siempre en papel. Para escribir, además, a mí por lo menos, me hace falta un poco de tiempo libre, de tranquilidad, y no siempre se tiene. De todas formas, he visto tu blog ahora y se ve que has vuelto a escribir ;). Un beso